No nos cansamos de decir que la prevención salva vidas. Y por fortuna, cada día somos más quienes vivimos con el lema “prevenir es curar” siempre en mente.

La dotación de elementos de primeros auxilios cada vez más especializados en espacios públicos es un gran paso hacia adelante, aunque aún queden muchos lugares en los que implementarlos.

Pero la prevención no se acaba ahí. Como todo en la vida, para lograr algo hay que hacer un esfuerzo y después mantenerse. El mantenimiento es clave en la familia, el amor, el trabajo y sobre todo en la salud.

Por desgracia, muchas veces es a lo que menos atención se presta tal y como nos recuerda esta noticia de un trabajador de un museo que sufrió un infarto en su trabajo. Afortunadamente los servicios de emergencias pudieron actuar a tiempo, pero la situación no hubiera sido tan crítica si el desfibrilador del museo no hubiera fallado por falta de mantenimiento.

Los dispositivos de primeros auxilios son herramientas eficaces para salvar vidas pero, como todo, deben ser revisados periódicamente para asegurar un funcionamiento óptimo y que marquen la diferencia en una situación crítica.

En YoTeSalvo, ofrecemos planes de mantenimiento de nuestros dispositivos adaptados a las necesidades de cada uno de éstos, para que un día de trabajo no se convierta en una situación crítica.